El futuro no se fabrica, el futuro se cultiva. Los tecnólogos ya no estarán restringidos por la ley de Moore. Las sierras y tornillos de nuestros talleres y escuelas serán reemplazados por bioimpresoras de sobremesa. Artistas y diseñadores especularán sobre el cambio de paradigma de las aplicaciones en este mundo futuro. Esta tabla de debate reúne a biólogos, tecnólogos y artistas para discutir acerca de las fascinantes tecnologías, aplicaciones y filosofías que este mundo en miniatura nos puede ofrecer.