A mediados de los años 60, mientras Josep Navarro se encuentra investigando en el campo de la abstracción geométrica, el ambiente cultural y artístico de Barcelona está en plena ebullición. Numerosos artistas, galeristas, creadores y arquitectos colaboran en proyectos multidisciplinares que buscaban establecer nexos entre la ciencia, el arte y la sociedad.

Comienzan a aparecer grupos como el realismo crítico valenciano de Equipo Crónica, el Equipo Realidad y hacia 1967 el grupo Antes del Arte –desde el cual Aguilera Cerni defendía la apuesta geométrica de sus artistas– surgidos como una reacción al informalismo y la abstracción dominante.

Barcelona-Navarro Vives- años 70

Es en ese momento cuando Josep Navarro Vives establece relaciones con otros artistas, como Duarte, J.Pericot, E. Sempere, F. Sobrino o Iturralde. Todos ellos trabajan en el entorno del cinetismo catalán, desarrollado como reacción al informalismo.

Josep Navarro Vives participará con todos ellos y otros intelectuales como Aguilera Cerni, Giralt-Miracle, Baltasar Porcel, Arnau Puig o Santos Torroella en diversas exposiciones  y propuestas del proyecto MENTE (Muestra Española de Nuevas Tendencias Estéticas).

Según la crítica de arte Pilar Parcerisas, “la postura del grupo no era crítica, como la del Equipo 57, ni generó manifiestos de cuestionamiento del sistema del arte. Según J. Pericot, MENTE anhelaba una ‘integración de las artes y poner el arte a la altura de la cotidianidad’”.

Navarro Vives-Barcelona-Cinetismo

MENTE (1968 – 1970) se caracterizaba por la búsqueda de la objetivación y estaban influidos por la estética de la información, la Gestalt, la lógica matemática, y otros métodos derivados de las nuevas tecnologías

Promovido por los críticos Daniel Giralt-Miracle, Vicente Aguilera Cerni y Joan Mas Zammit, MENTE tuvo en galerías como René Metras –donde el grupo expuso por primera vez en 1968– y Joan Mas sus principales sedes de exhibición.