Su complicidad con la materia irá evolucionando hacia una representación cada vez más esencial. Navarro centra ahora su mirada en otros objetos de su entorno: buzones de correos, faroles, tapas de alcantarilla, mirillas de puertas, trampillas del agua o del gas. Una esquematización geométrica, un nuevo lenguaje que le llevará hacia la abstracción geométrica.

Serie Puertas-Barcelona-Josep Navarro

Farola, óleo y pintura plástica sobre tela, 1969, 100 x 65 cm.

 

En este proceso observamos un ejercicio de depuración estilística hacia una esencialidad. Algunas de las características de esta etapa son:

  • Simples elementos de la realidad adquieren todo el protagonismo en el cuadro. La gama cromática se reduce al blanco con pequeños toques de negro, y en casos excepcionales aplicará el rojo.
  • En estas obras trabaja directamente la pintura plástica sobre la tela dando el relieve y la forma real del objeto.
  • Deja de utilizar la técnica del collage como hacía con las Puertas. Es un trabajo de gran pureza en que los modestos objetos alcanzan una dignidad y una fuerza propia.

Este giro hacia lo esencial y la pureza de las formas va a ir abriendo camino hacia una esquematización geométrica.

Serie Puertas-Barcelona-Josep Navarro

Fragmento puerta, óleo y pintura plástica sobre óleo, 1969, 72 x 72 cm.